sobredosis TV
Actualidad,  No lo hagas

5 Recomendaciones para que no caigas en la Sobredosis de TV, Netflix, YouTube y Facebook

¿Ya te diste cuenta que puedes caer en la sobredosis multimedia?

Debido al Gran Confinamiento estamos expuestos a una sobreexposición de contenido multimedia. La oferta de producciones audiovisuales tanto de T.V. por cable y streaming en Internet se comporta como si de un agujero negro se tratara, te succiona hasta su centro con tal fuerza y poder que no puedes escapar de esa zona. La Zona Multimedia, la TV 2.0, parece que te zombifica y parece programarte en modo autómata, consumidor de cantidades industriales de contenido multimedia. Sin darte cuenta, podrías convertirte en un robot consumidor, programado por los algoritmos de la web, sumiso a sus influjos, a merced de su voluntad.  

Es probable que en algún momento todos hayamos caído víctimas de su influencia, del poder de atracción de los contenidos multimedia y más de alguna vez nos hemos enganchado con alguna serie (sí, hasta te podemos recomendar algunas series buenas que se encuentran en Netflix, aunque no lo creas). Pero si no tienes cuidado, al estar mucho tiempo confinado puedes caer en la sobredosis multimedia, y el resultado es que tu cuerpo y tu cerebro lo van a resentir. 

¿Cómo evitar quedar atrapado en la zona multimedia del ciberespacio? ¿Cómo resistirse a la fuerza gravitacional de la poderosa máquina publicitaria creada para subyugar tu voluntad y hacerte esclavo del consumo multimedia?  Lee las siguientes cinco recomendaciones.

1- Define un horario con mínimos y máximos de tiempo que vas a dedicar

No permitas que tu recurso más preciado se diluya y se pierda succionado por el agujero negro de exposición multimedia. Hacer una maratón de series fácil te puede consumir 8 horas, 10 horas, 12 horas y mantenerte en pijama durante todo el día solo poniendo pausas para buscar un snack en el refrigerador. Ten cuidado. Tu cerebro necesita de otros estímulos diferentes a estar fijo en modo automático frente a la pantalla plana de un televisor  o cualquier otro reproductor multimedia. Pero no lo dejes al azar. Equilibra tus actividades y si quieres ver esa serie que te tiene enganchado diluye los capítulos. No la mires de un jalón. Disfrútala a pausas. Tu cuerpo y cerebro lo agradecerán.

2- Distribuye bien el tiempo

Haz un presupuesto de tu tiempo y define el tiempo  que le vas a dedicar a la pantalla, puede ser una o dos horas, tú sabrás lo mejor según tus propias circunstancias. Toma en cuenta tus otras actividades, como estudio o trabajo. Agrega a tu presupuesto de tiempo actividades que tu mente necesita, como la buena lectura (te recomendamos los artículos de yatedistecuenta.com). Actividades que tu cuerpo necesita como ejercicio o manualidades. Actividades que tu cuerpo y mente necesitan como una buena charla con amigos a la vez que disfrutan de un café a través de Zoom. No envidies a los que se dan ínfulas de ser maratoneros de series. Que nadie secuestre tu tiempo, mucho menos los creadores de contenido multimedia. Tú define qué horario usarás para la multimedia.

3- Define categorías o géneros

Encontrarás un mayor disfrute si te especializas por categorías o géneros que tú seleccionas. Recuerda que los creadores de contenido están siempre agregando nuevos géneros y subgéneros para ganar adeptos. Su consigna es aumentar la masa de consumidores cueste lo que cueste. Su cenit llega cuando más y más personas están conectadas, cuando aumentan el número de reproducciones, ya que la tecnología multimedia permite saber todos los detalles de cada reproducción. Saben a qué hora te conectas, cuántas veces le das pausa al programa, cuando lo adelantas, cuando lo atrasas, cuando lo repites, cuando lo abandonas y más… Tú eres para los servicios multimedia un proveedor de datos. Los servicios multimedia viven de esos datos que quizás para ti sean insignificantes, pero que para ellos cuentan. Tu entregas con tu tiempo la materia prima de su fábrica de megadatos ¿Qué hacen con las toneladas de megadatos que usuarios como tú generan en todo el mundo? Crean películas y series en cantidades industriales con tramas y argumentos prefabricados como si de una receta de cocina se tratara, con pequeñas variaciones en los títulos. Así estrenan grandes cantidades de producciones hechas al estilo sopa instantánea: “solo abra el sobrecito, agregue agua caliente y revuelva durante 6 minutos”. Producciones con más pena que gloria. 

4- No hagas Zapping

Zapping: Ir a  la deriva con el control en la mano del televisor o del Roku o el scroll-mouse sin rumbo ni destino fijos. Eso podría llevarte horas y horas. Sí, te puede hacer viajar en el tiempo! porque puedes comenzar a una hora X y terminar en una hora Z sin darte la más mínima cuenta. Cuando desees ver contenido en cualquier plataforma sea en TV o Internet decide antes que vas a ver, decide por ejemplo qué género, qué actor, qué tema. Un tip: escoge un tema que te haya gustado o que ya conozcas y usa la función de Netflix de similares, es probable que encuentres rápido un tema que sea de tu interés. 

5- No inviertas tiempo en el spam multimedia todas las plataformas lo tienen y por toneladas 

Di no al Spam Multimedia. Le llamamos Spam porque ese término se aplica a la recepción de correos electrónicos no deseados, que al inicio de la era del e-mail llegaban por montones. Aunque todavía existe su uso es mucho menor. Pero de la misma forma las plataformas de Streaming te bombardean con series, películas, “documentales” no deseados, que por su formato y poco argumento si dedicas tiempo al verlo te quedará un vacío existencial, eso que se siente después de haber perdido dos horas de tu vida en un sinsentido. Dos horas en comer algodón de azúcar. Dos horas en nada. Si no defines antes criterios de consumo de contenido multimedia puedes quedar atrapado en la telaraña de contenido “spam”, del cual puedes encontrar por toneladas en YouTube, Facebook e inclusive plataformas de streaming como Netflix. Por eso recuerda definir tus propios filtros y úsalos. 

Y a ti ¿cómo te ha ido en este confinamiento? ¿Has sobrevivido a la sobredosis de TV 2.0 o has caído víctima de su poder? ¿Qué otras recomendaciones podrías dar para no terminar enredado en la telaraña del contenido multimedia que ofrecen las diversas plataformas digitales? Por favor deja abajo tu comentario y dinos cómo sobrevives a la sobredosis de TV.

Comparte este artículo

2 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *